Blogia
ellosnoexisten

carnaval

carnaval

Les aviso que voy a ser dogmático, que sin ninguna legitimidad más que la que subirme en una caja de frutas para no pisar suelo sagrado me permite decir lo que pienso. Pueden cambiar de url.

¿Quién nos protege de la talla 34?

No me refiero a las medidas de las modelos de la última pasarela Cibeles. La extrema especialización del cuerpo va ligada solidariamente con la sociedad postfordista. Cada disciplina deportiva tiene su cuerpo específico. Los más recurrentes para el comentario son los de las chicas de la gimnasia artística.
El culturismo es, directamente, negado.

Altura para el salto de altura
Masa en Sumo
Codo de tenista en tenis

Elaboren su propio ranking

Sin una preferencia clara de cuerpo de mujer, no asumo arquetipo alguno como exclusivo de mi deseo sexual. Cierto que la delgadez no está entre mis preferencias a priori para la cama. Sí lo están la actitud colaboradora y el reto de la novedad, vulgar que es uno.

Otra cosa es el dibujo del natural, donde la inmensa mayoría agradecemos formas rotundas.

Otra cosa más es mi lucha con la escultura, basada en rebajar la figura intentando encontrar el misterio del funcionamiento mecánico y psicosomático en los músculos, tendones y sistema vascular. Capítulo a parte merecerían las heridas y cicatrices. Visionen Crash, de David Cronemberg.

Créanme que siento hablarles de mí.

He dibujado cuerpos de chicas mutiladas, heridas, medicalizadas, modificadas, sometidas,… Les diría que “es sólo Arte” pero no soy tan pretencioso. Lo que sí soy es un defensor a ultranza del creador, que no debe rendir pleitesía más que a su obra. Ni un pero a las chicas que escojan Andrés Sardà u Óscar de la Renta para exhibir la penúltima frontera (la última, habrán adivinado, es la piel) y más de uno a quienes incitan a menores a actividades peligrosas para la propia integridad.


Les decía que no necesitamos protegernos contra la exhibición de modelos, ni siquiera ultra-delgadas.

La verdadera agresión proviene de mentalidades de la talla 34. Señoras y señores, la responsabilidad de la educación de los niños es de los padres; la mejor estrategia posible (y la primera condición indispensable) para llevar a cabo dicha educación es pasar más tiempo con ellos y contextualizar la información que les llega. La tele es mala si el niño es abandonado al cuidado de la tele. Quien dice la tele dice el teléfono o la consola.


Nuevamente un informe de la sección española de Amnistía Internacional contra los videojuegos (PDF). Ya tacharon de nocivo por incitar a la violencia a September 12th. Comparto la indignación de Gonzalo Frasca al respecto. El juego es un manifiesto antibelicista en el que ganar siguiendo el objetivo de bombardear un poblado es imposible.
No somos pocos los que alabamos las buenas intenciones de juegos de este tipo y que igualmente somos escépticos ante un uso descontextualizado por parte de un niño. Esto último lo aplico igualmente a juegos marcadamente violentos o sexistas.
Mazinger ya ha sido nombrado unas cuantas veces en este cortijo. Me cautivó en mi niñez, en la que jugaba preferentemente a ser robot destrozón, o a “americanos”. Por "americanos" entendíamos “soldados norteamericanos protagonistas de película sobre la segunda gran guerra”. Tras Mazinger Z vino Orzowei, una serie protagonizada por un “hijo de la selva” blanco que sobrevive en una tribu de negros que le hacen la vida imposible. Recuerdo aún cierta escena de violencia extrema en la que dos guerreros luchan y uno acaba con las esperanzas de su oponente mediante el instructivo método de aplastarle la cabeza con una roca.
Yo he experimentado lo normal: un poco de sado sin provocar lesiones permanentes. Quiero decir que ese tipo de información visual que incorporé a mi universo simbólico de niño no es lo que pudiera haberme convertido en un sádicohijodeputa.

Censuren las imágenes de las pasarelas o pásenlas a horario protegido, pónganle un candado a la Consola de videojuegos, capen el navegador para que no acceda a páginas de contenidos para adultos, etiqueten “Parental Ad.” los discos de Eminem y destruyan el “Beyond the realm of death” de Judas Priest. O inviertan tiempo, presencia y dedicación en sus hijos; y dejen las máscaras de sacudirse la responsabilidad para unos pocos días de carnaval.

El único crimen en el que la mayor responsabilidad es de la víctima es el parricidio.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Mar -

Yo gastaba la 34 cuando esa talla no se fabricaba. Entonces usaba la 16 de niña. Eso es porque antes una chica llegaba como niña a los 14 años, ahora la infancia se acorta. La poca orientación de los padres hacia sus hijos conlleva que se adopten modelos sociales quizá discutibles, los niños dejan de ser niños para jugar a ser mayores, estilizados, modernos, delgados.... La simplificación es intencionada.

jesús -

Claro, Mr. Golfo, claro. Los cachorros humanos no tienen ya los mínimos referentes educacionales de los compañeros del mundo animal. Así nos va. Y lo que nos tiene que llover, todavía.

Golfo -

...no está entre mis preferencias a priori para la cama. Sí lo están la actitud colaboradora y el reto de la novedad, vulgar que es uno."

me quito el sombrero y a continuación añado...

A mi si me dejan de hablar mis padres igual sería peor personilla, más suñperficial, más borrego, más lobotómico...
pero si me llegan a quitar mazinger z o jungla de cristal, Además de ser más idiota de lo que soy, por poca comunicación, encima los habría matado... por cabrones.
Que no son idiotas joder, tanto limpiarles el cerebro como si fuese el culo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres