Blogia
ellosnoexisten

perfil de ausencias

perfil de ausencias Pagán, David, Perfil de ausencias, editado en el número XV de fancine de arte ataxia, 1996, Montcada i Reixac

Breve tratado de abandonos, condensado en dos sistemas básicos a seguir, y de las incontestables e inescrutables variaciones de las que, voto a tu experiencia, atento lector que me lees, y a tu imaginación, que no te habrá de faltar, estarás avisado

In Memoriam

digamos
que es cierto
que el tiempo se ha dilatado desde que
y que la distancia es tal que nos separa:
limita. Acota

que el tiempo, otrora responsable de apelativos cálidos (que no recordaré, que los inventen Otros), os pone ahora, que vagáis como espectros y os apareceis cuando menos se espera, en este escrito, el tiempo y yo, con cariño, os evocaremos con mal nombre que debemos saber

la una:
Odette. La Reina de las Tablas
Dancing Girl
(decía que era bailarina)

la otra
Doctora G-kill (au-revoir, Mr. Hide)

a vosotras todo esto se debe
que salga de corrido y sea desde el desorden lo que el creador de todo lo visible y lo invisible, y de esto y lo del más allá, quiera

por mor de la cronología comenzaremos con

el sistema Dra. G-Kill (comprobado científicamente) de abandono

sea en boca de Mr. Hide, el Oscuro:

(abro comillas) en otro tiempo, cuando tanto la amaba, mi querida amiga diurna, despreciaba Vd., con qué exquisitez, mis proemas, mis collages-potages de aquella época (no queda ni uno: los quemé hace tanto, si fa no fa diez años desde entonces) tan intuitivos, puros y sustantivos cuando aún no sabía de Kandinsky, de Arnheim, del Bounarrotti, de Rampal, Corelli, de Monk, ni de la Madre que me Parió… mis pro(bl)emas, mis potages:YO. Escribo, hago, para que me quieran. Qué extrañas pueden llegar a ser algunas cosas. Mr. Hide, el monstruo amorfo, polimorfo, polifémico y galateo, escribe (escribo) para querer y ser querido. más,

pobre Dra. G-Kill, nunca lo entendió. aún hoy me pregunto cómo una mujer tan aplicada y lista y perspicaz como Vd. Nunca lo pudo, o quiso, vayaustéasaber, entender. En fin: qué se podía esperar de la Gran Concentrada En Sí Misma. qué otro final se podía aventurar de quien tenía (tiene) una visión tan microscópica del universo (método científico, señores!). ningún otro fin sino éste: llegado al culmen de la incomprensión, del conestenohayrreglo, ante los proemas y potages, ante mí, de mí, sólo acertó a decir (y acertó de lleno, doy fe de ello, doctora) fría, sin que le temblara un grado la voz, dijo:

ESTÁS LOCO
TÚ ESTÁS
LOCO

éste el diagnóstico . así mi primer finiquito.

(cuando alguien se siente rara avis in terris porque hace algo que los otros (la mayoría de los “normales”) no hacen y lo hace, sin-saber-porqué, porque le sirve para expresar lo que en palabras, en conceptos claros y diáfanos, es difícil si no imposible, cuando un sujeto (un servidor de Vdes-vosotras) hace uso de metáforas y alegorías, de lo irónico y onírico, cuando hace uso del lenguaje plástico, abstracto aunque figurativo, cuando todavía lucha día a día por conocerse, conocer lo otro y a los demás con una mínima precisión, cuando el mutismo, la introversión y la duda, permanente y fértil, acechan, cuando uno es así y no hay tutía que valga, cuando uno, con todo su amor, ofrece esos frutos sabrosos, los poemas, los dibujos, en delicada ofrenda ante quien se ama y recibe como respuesta única e insufrible el desprecio, el cruel y despiadado y único e insufrible desprecio, entonces, a uno no le queda otra alternativa que morir, peueña e íntimamente morir (no en el sentido gabacho del término (no viene al caso, como Vdes. comprenderán) ni en el romántico-grasiento (no procede, ecs!))

pero he muerto así tantas veces (incluso sin tomar el brebaje) que sé, de sobras sé, que estas muertes insuficientes (muertes sin la bondad definitiva del silencio, del abandono de los nombres propios y de las horas, de la tierra húmeda y fría, de la lluvia que cae y borra huellas), que estas muertes incompletas, paradójicamente, ayudan a renacer, con más acento lo que uno era, lo que uno es y, me aventuro a hacer de nostradamus, lo que uno será.

por eso, Dra. G-Kill, no le reprocho nada. Era (es) tan materialista y egoísta que compartir sus sentimientos conmigo, desentrañar los míos, le hubiera supuesto (supondría) un derroche imposible de lo que tanto carece: generosidad. y tal vez de algo de fe. aunque bien es cierto que ciencia y fe mal se ajuntan, tanto como ciencia y poesía, digo, como ciencia y verdad.

tampoco olvido cuanto la quise, ni lo que sé que llegó Vd. a quererme. sería injusto, imperdonable. Tanto como lo sería (es) el obviar que su regreso ha dejado un nuevo poso, aunque sereno, de dolor en mí. Dice Dante: “no hay dolor mayor / que recordar el tiempo de la dicha / en desgracia”. y dice bien.

(POR SUERTE por aquel entonces, rota esta relación en que quedó atrapada, desde siempre, para siempre, en el ámbar de la memoria, como un mosquito fosilizado, la primera mujer que en mí dejó huella, dio vida y asesinó, conocí a otros que también aman:
Don Dedigo Diego, poeta virgiliano, leyó mis poemas, los gustó, criticó en justa medida (recuerdo sus silencios), se ofreció incluso para ayudarme a que fueran publicados (no le dejé; aún hoy no lo haría) y desentrañó, mayéutico, lo que yo era:

“una especie de verso que un perro husmea entre la basura”
(BLAS DE OTERO)

o un

Poeta
Antipoeta
Culto
Anticulto
Animal metafísico cargado de congojas
Animal espontáneo sangrando sus problemas

(VICENTE HUIDOBRO)

Gracias a él, a ellos, no me sentí menos desasosegado pero seguí adelante…

Hasta llegar aquí, a este punto tan entretenido de la narración, en que proseguiré sin demora con

Quién y de qué modo era la Reina de las Tablas / Dancing Girl y la técnica usada por ésta (más una variante cinematográfica) para satisfacer sus quehaceres cocottescos

Je vous apelle Odette.
En tránsito por el camino de Swann.
Recolectora de amantes. lujuriosa vendimiadora. amante de levantar pasiones tanto como de bajar braguetas. en dolorosa simultaneidad. Eso sí: con un estilo que enrojecería de envídia a la cocotte más sutil.

Odette: es falso que se pueda amar a varias personas de distinta manera a un mismo tiempo. Se puede (la literatura la vida el arte es una interminable lista de la compra) pero en esencia, morena, no se llega a querer a nadie, en el fondo ni a uno mismo.

Se puede vivir, mon petit Odette, enamorada de quien en cada momento se tercie. Se puede vivir toda una vida engañándose/desengañándose. Es muy sencillo. Sólo se ha de cumplir un precepto sagrado, inviolable:

JAMÁS BAJO NINGÚN CONCEPTO, O SE DESMORONARÁ EL CASTILLO DE CARTAS (DE NAIPES EN EL AIRE TAMBIÉN, ACLARO Y CONFIRMO), NUNCA NUNCA JAMÁS SE COMPROMETERÁ UNO/A EMOCIONALMENTE ANTE EL OBJETO AMADO

Puede llegar a ser muy enriquecedor, hasta satisfactorio, si se sabe hacer bien. Distintas son las posibilidades de llevar el navío a buen puerto pero SIEMPRE (SIEMPRE) cumpliendo a rajatabla la premisa anterior.
Cojed lápiz y papel:

Sistema de cocotteo
Odette/Dancing Girl

se podrán tener tantos amantes como Dionisio, el Transgresor, quiera. PERO en el momento en que uno de los amantes (recuerda: SE PUEDE amar a varios a un mismo tiempo/incluso en un mismo espacio) comience a descubrirnos sus propios defectos, por lo tanto, comience a hacerse menos atractivo e interesante (?) ante nuestros ojos y, PEOR AÚN, en el instante en que uno de los amantes (pongamos por caso al mismo de antes, sujeto desgraciado de nuestro amor de plastelina) COMIENCE A DESCUBRIR NUESTROS DEFECTOS, QUE NOS AFEAN Y EMPEQUEÑECEN Y ACERCAN AL VULGO, Y CUANDO, CADA VEZ MÁS, NOS COMPROMETA EMOCIONALMENTE, HABRÁ QUE, IRREMEDIABLEMENTE, ABANDONARLO. De tal manera que así: plaf! se acabó.

MEJOR AÚN: llegado el fin, que tantos dolerá, usaremos la infalible técnica de DESENLACE-POR-PASIVA.

Recordando que:
-jamás deberemos ABANDONAR A
-deberemos SER ABANDONADOS POR

(aunque trabajoso es sencillo. por vergüenza ajena y pudor omitiré el cómo)

El desenlace-abandono (por activa o pasiva) se aplicará sólo en casos drásticos, apremiantes. Si el amante tiene estilo y un más que probado savoir faire deberá acabar la relación SÓLO-COMO-BUENOS-AMIGOS. Con según que amantes, os aviso, esto será emocionalmente imposible (por ellos, no por ti, avezado lector que me lees, para quien cuando-una-cosa-se-acaba-se-acaba). Se optará entonces por el sistema SER ABANDONADO POR. Con práctica y experiencia (los años nos la dará. no hay prisa) sabremos CUÁNDO, CÓMO Y CON QUIÉN deberemos tomar una u otra alternativa (cuál de las dos te gusta más, tristona?).

Así, el amante dulcemente despechado pasará a formar parte de la RESERVA ACTIVA sección BUENOS AMIGOS DE ALGUNOS FINES DE SEMANA. En el futuro, cuando el levantar pasiones sea tan difícil como el impedir que caigan ajadas las carnes avejentadas, estos ex-amantes, que ni antes ni después de nuestra relación (recuérdese) nos comprometieron emocionalmente y con los que mantendremos un comercio TAN CIVILIZADO de amistad, podrán ser recuperados y usados de nuevo como compañeros/acompañantes y eventuales calientacamas.

Sistema Carrington (variante cinematográfica de la anterior con final trágico)

Quien guste en llevarlo a cabo podrá hacer vida marital (casarse es una opción más) con una persona que no nos comprometa emocional ni sexualmente. que no se comprometa excesivamente en lo que somos. que no llegue a darse cuenta de CÓMO SOMOS.

Si llegara a darse el caso de que comenzara a sospechar CÓMO SOMOS REALMENTE, más allá del encantamiento inicial (no se puede esconder todo a todos durante TODO el tiempo), esta persona, que no nos comprometerá emocionalmente (no me cansaré de repetirlo) y habrá sido conveniente y exquisitamente educada por amantes anteriores a nosotros, DEBERÁ HACERSE el ajeno, el desentendido, el nomimportacariñoqueseascomoseasnihagasloquehagas.

Es esencial “compartir la vida” con esta persona. Será a todas luces EL AMOR CENTRAL DE NUESTRA VIDA (tal que Sastre con la Beauvoir: la muy sagaz se lo tragó). Esta persona PODRÁ SER homosexual, de sexo contratio al nuestro, o de una sexualidad hormonalmente no bien definida (un homo-, o bi-, promiscuo a ser posible ni chicha ni limoná, irá de puta madre (con perdón). más allá del amor al no desearnos con toda la pasión de los que yacen tampoco bregará por poseernos plenamente ad mortem post mortem y sobre todo ad nauseam).

Si necesitamos ser poseído/a con toda la pasión del sexo (que-nos-amen-como-nunca-nadie-lo hizo-antes) se escojerán amantes paralelos de usar y tirar. a ser posible que rocen peligrosamente el tópico: o griegos a lo Zorba o latinos como el sabor de una copa de vino. Se usarán como un Kleenex. cuando cuelgue el moco y la necesidad apremie.

Nuestro “amor especial”, centro del resto de amores paralelos o satélites, mientras tanto, nos dará el margen de LIBERTAD para hacer y dejar hacer sin que nada en el fondo nos duela: nos armaremos y viceversa. Será otra cosa. A sabienda nos sentiremos acompañados y protegidos por este personaje básico que no nos exigirá nada a cambio (fidelidad, interés, complicidad, el esfuerzo de renacer cada día, de morir un poco, de ser siempre el mismo/la misma y siempre distinto/a, etc). No nos pedirá nunca explicaciones sobre nuestra vida enriquecedoramente paralela. Nuestra relación (he ahí la clave) se basará en LA LIBERTAD y en no pedir nunca NADA A CAMBIO. Este amor central será LA RELACIÓN MÁS IMPORTANTE Y DURADERA DE NUESTRA VIDA. Amaremos a esta persona como se ama a la naturaleza: sin posibilidad de poseer o ser poseídos pues nadie pertenece a nadie más que a sí mismo. Sólo formaremos una pequeña parte del todo (una porción de un pequeño hábitat natural bajo las sábanas). Y esto nos hará felices, infinita e infinitesimalmente felices, porque ESTA RELACIÓN NUNCA TENDRÁ FIN.

TENDRÁ FIN el día que la muerte separe a los esposos etruscos no comprometidos (por eso sonríen los cabrones desde el sepulcro. he ahí su secreto).

Entonces, cuando sólo quede uno, se sentirá INFINITA E INFINITESIMALMENTE SOLO.

El resto del mundo (de los amantes satélite) no contarán para nada pues en realidad, en todo este tiempo, poco contaron. A la voz de “Podeis iros. Estoy bien. No me pasará nada.” Despediremos a las personas que no supimos ni quisimos amar ni dejamos que nos amaran.

Cuando se alejen sonreiremos tristemente y les saludaremos con la mano de una manera algo sospechosa como queriendo decir que.

Porque se puede amar a muchos de distintas maneras y a todos de ninguna, cuando estemos solos, por fin, nos levantaremos la tapa de los sesos (opcional: nos cortaremos las venas con la Obra Completa de Antonio Gala).

SERÁ TODO MUY ROMÁNTICO Y PROFUNDO

NOTA: procuraremos que la banda sonora de la película no sea de Michael-Nyman-copiando-a-Michael-Nyman ni, mucho menos, de Michael-Nyman-copiando-a-Michael-Nyman-copiando-a- Philip-Glass. VALE.
(cierro comillas).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres